jueves, 17 de febrero de 2011

Receta de la salud interior

Para conseguir la felicidad...
Ésta es una receta muy sencilla, no necesitas absolutamente nada, tan sólo mucha fe y confianza en lo que estás haciendo. Mi consejo es que la repitas todos los días, siempre que te sea posible, yo te aseguro que funciona.

Procedimiento: Lo más aconsejable es que realices este ritual todas las mañanas antes de salir a la calle, e incluso por la noche, pasadas las doce. Se empieza diciendo: "Yo, (se dice el nombre de la persona), te pido ayuda, sublime Espíritu Santo, revélame tus verdades, separa de mi ser todo lo que es imperfecto. Dirígeme una mirada de amor y perdóname todos los pensamientos que me hacen indigno. Reconozco que aunque mis aspiraciones sean sinceras, mis actos las desmienten a causa de mi gran imperfección. Quiero hacer felices a los que me rodean, ayúdame sublime Espíritu Santo, y guíame con tu luz".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada